10 ideas que cambiaron mi forma de pensar y ver el mundo

10 ideas que cambiaron mi forma de pensar y ver el mundo

Dicen que las ideas no se pueden fabricar en masa, y es por eso que se valoran tanto. Existen concepciones y formas de ver la vida que realmente son muy poderosas.

Siempre he dicho que uno de los mayores privilegios a los que he tenido acceso con mi blog y que más me ha marcado en mis 20 años de vida es la posibilidad de entablar relación con gente con concepciones totalmente diferentes de la vida.

Y si que es cierto que existen una gran cantidad de ideas que apenas han aportado beneficio en mi día a día, de la misma forma que existen algunas que han cambiado totalmente mi forma de pensar en cuestión de unos meses. Ideas que han conseguido hacerme replantear todo lo que he hecho hasta ahora, y que por supuesto me han ayudado a encaminar mi futuro y darme cuenta de todos aquellos fallos que he ido cometiendo.

Hoy quiero compartir con vosotros una serie de 10 ideas que realmente han influido de manera notable en mi concepción del mundo y en mi forma de pensar.

Antes quiero mencionar también a una persona con la que me siento totalmente identificada, Ángel Alegre del blog Vivir al máximo, el cual lanzó un post y un ebook con sus 10 ideas y que me sirvió de inspiración para escribir este artículo. Te animo a que lo leas, no tiene desperdicio alguno.

Espero que estas ideas te sean tan útiles como me han sido a mí.

Los ingresos pasivos y relativos son la base de la libertad financiera

Hace unos meses apenas conocía el concepto de libertad financiera. Fue gracias a la lectura de La semana laboral de 4 horas cuando Tim Ferriss me introdujo en este mundo. Y lo cierto es que se ha convertido en uno de los conceptos que más trato de perseguir en mi día a día. Hasta tal punto de querer crear un estilo de vida alrededor de este concepto.

Aún así, no nos engañemos. Conseguir el suficiente dinero para poder disfrutar de tu tiempo es realmente complicado, al igual que ser capaz de tener la suficiente responsabilidad financiera como para mantenerlo. Aún así, creo que es algo que todos deberíamos aspirar en nuestra vida.

Si bien el concepto de libertad financiera es algo que persigo en mi día a día, existe otro concepto sin el que esto no podría ser posible. Y para mí este concepto es el de los ingresos pasivos y relativos.

[Tweet “Nuestra concepción del valor y el esfuerzo influye en nuestro trabajo”]

Separar tiempo de dinero. Es algo que a muchas personas les suena extraño, pero a la vez es totalmente comprensible. El sistema en el que vivimos nos ha hecho creer que la cantidad de dinero que poseemos es directamente proporcional a las horas que trabajamos. Si trabajas 5 horas ganas 50 euros, Si trabajas 10, entonces tu cuenta bancaria tendrá 100 euros más.

¿Realmente es válida esta concepción del dinero? Puede que si y puede que no, todo depende de nuestra concepción del esfuerzo y el valor.

Lo que si es cierto es que, a día de hoy, vivimos siendo esclavos modernos de nuestras pertenencias. Vivimos solamente para casarnos, hipotecarnos con el único objetivo de comprar una casa y un coche y hacer todo lo posible por mantener tu trabajo de 12 horas diarias para seguir pagando tus facturas.

¿De verdad es necesario llegar a este mundo? No voy a ser quien juzgue la forma de vivir de muchas personas a día de hoy. Si ellos lo han elegido, es totalmente razonable. Por suerte, cada vez somos más las personas que valoramos la libertad de tiempo por encima del dinero.

Arriesgarse es la nueva estabilidad

Dicen que la crisis les ha servido a muchas personas para replantearse su forma de vivir. Personas que optaron por una vida estable y con un sueldo fijo que ven como nada eran tan seguro como ellos creían.

Y por contra tenemos a aquellos que muchos definen como locos. Recuerdo un correo que recibí de un lector hace unos meses, justo tras publicar un artículo sobre la zona de confort. En ese correo me comentaba que, tras meses pensándolo, este chico decidió dejar su trabajo en un banco londinense para cumplir su sueño de crear un marketplace.

Cuando ves como la crisis se ha llevado por delante toda la situación de estabilidad, corrupción desmesurada e hipotecas inviables te das cuenta como aquellas personas que han vivido reinventándose a si mismo, no optando por la estabilidad y apostando por el riesgo no estaban tan locos como posiblemente sus amigos y familiares creían.

Personalmente la idea de disponer de un trabajo fijo, un horario fijo y en sueldo estable durante el resto de mi vida es algo que no me planteo. El riesgo para mí es sinónimo de superación, y mientras siga creyendo en este concepto, seguiré viendo la estabilidad como uno de los males de toda crisis.

[Tweet “El riesgo es sinónimo de superación”]

Eres el máximo responsable de tu felicidad

El concepto de felicidad es algo mucho más complicado de lo que parece. Y quizás por ello me llame tanto la atención y sea el principal objetivo que persigo en mi día a día.

Si una pregunta es necesaria para mí antes de ir a dormir es exactamente esta: ¿soy feliz? Si la respuesta en alguna ocasión es no, inmediatamente trato de hacer todo lo posible por detectar el foco del problema y cambiarlo lo antes posible.

¿Qué es aquello que te hace realmente feliz? ¿En qué piensas cuándo estás haciendo aquello que no deseas? El sistema en el que nos encontramos, bajo mi punto de vista, ha dado lugar a una realidad un tanto de conformismo con nuestra situación actual como de asociar la felicidad a elementos materiales o dinero.

Debes tener claro que la felicidad es algo a lo que te puede ayudar tu entorno, pero quien de verdad se debe preocupar por alcanzarla eres tú mismo.

Debes ser fiel a tus valores

Hace unos días, como casi cada mañana al levantarme, consulté mi lector de RSS para ver las nuevas publicaciones de los blogs que suelo seguir. Ese día Isra García publicó un post sobre un concepto que, a pesar de que lo dice todo de nuestra personalidad, no le damos toda la importancia que se merece: nuestros valores.

Para ponernos en situación, quiero resaltar un concepto de este artículo que me pareció realmente interesante. Tras estudiar en Estados Unidos, a Isra le ofrecieron un puesto importante en una empresa de Estados Unidos que tenía la idea de expandirse a Madrid.

Pese a que era el trabajo de sus sueños y seguramente las condiciones del mismo serían más que aceptables, él se negó a aceptarlo porque habían una serie de detalles que iban en contra de sus valores.

Toda esta historia me hizo recapacitar de la importancia que tiene ser fiel a nuestros valores y de cómo, tras aferrarse a los mismos, se puede encontrar la diferencia entre tener una vida estable y convencional o la vida que siempre has querido vivir.

Nadie va a dar un céntimo por ti

Otro de los conceptos que realmente más me ha hecho recapacitar es acerca de nuestro futuro. Y es que, evidentemente, nadie va a dar un céntimo por nosotros y ni mucho menos va a ofrecernos las oportunidades que se encuentre por el camino.

Todo ello lleva siempre al mismo camino: tenemos una concepción muy equivocada del dinero y del trabajo, y nuestro principal problema es que no entendemos que algo un puesto laboral no deja de ser exactamente como un mercado y se rige por las mismas leyes que el mismo.

Por ello, ten siempre claro lo que te voy a decir: eres el máximo responsable de tus acciones y tus decisiones. Por mucho que tengas a tu alrededor un gran grupo de personas, debes ser tú el que pase a la acción. Ahí se encuentra la diferencia entre las personas que se conforman con lo primero que encuentran y aquellas que luchan por el trabajo que siempre han querido tener.

Estudia el concepto de proactividad, te aseguro que una vez que lo descubras tratarás de llevarlo contigo en tu día a día.

[Tweet “Tenemos una concepción equivocada del dinero y de nuestro trabajo”]

El éxito y el fracaso son relativos

Quizás sea por el ámbito emprendedor en el que me muevo a diario, pero estoy un poco saturado de encontrarme día tras día a personas que tratan de asociar todo lo que ocurre en su día a día con el éxito o el fracaso.

Seamos claros. Ni lo uno ni lo otro es medible y, por tanto, nadie puede saber con seguridad hasta que punto ha tenido éxito una persona. Puede que para mí Leo Messi haya conseguido ser el futbolista con mayor éxito de todos los tiempos y para ti solamente sea un tío que pega patadas a un balón.

[Tweet “No podemos medir nuestro éxito y, por tanto, no debes obsesionarte por él”]

¿Sabes qué es lo mejor de todo? Que ambas opiniones son totalmente comprensibles y aceptables. Mi punto de vista es que no te obsesiones con estos dos conceptos.

Lo mejor que puedes hacer es borrar ambas palabras de tu día a día, y en lugar de ello centrarte en ser feliz y tratar de aportar el máximo valor posible a todos aquellos que te rodean. Al igual que los ingresos, el éxito de una persona también se mide en términos relativos.

El mundo está en constante cambio y reinvención

En pleno siglo XXI, el mundo avanza a un ritmo increíble. La crisis ha hecho mucho daño a millones de hogares, y para mí uno de los principales motivos que encuentro a esta situación actual es que no hemos sido capaces de hacer frente a todos los cambios que se han vivido en muy poco tiempo.

En cierto modo, hemos tratado de vivir a contracorriente, manteniendo un estilo de vida totalmente contrario y desmesurada a lo que realmente podíamos permitirnos.

Soy defensor de que la situación económica se comporta al igual que los mercados bursátiles. Es más, las decisiones que se toman a uno afectan al otro y viceversa.

Una de las personas a las que más admiro por la forma que ha tenido de conducir su vida y a lo que ha llegado a ser es Josef Ajram. Muchos lo conoceréis por su faceta de deportista extremo, si bien también es broker de bolsa.

[Tweet “Creíamos que tratar de vivir a contracorriente era la solución”]

Si algo he aprendido leyendo sus libros es que el sentido común debe imperar en nuestras vidas. Al contrario de un juego, todas nuestras acciones si que pueden influir muy negativamente en nuestro día a día. En la bolsa, por mucho que creas en el azar (y a pesar de que sea un factor decisivo en ocasiones), es completamente irracional comprar acciones de una empresa que está en quiebra creyendo que darás un golpe de suerte y en un futuro esta decisión te podrá hacer millonario.

Recuerda que el azar depende de muchos factores que tu no puedes controlar directamente, pero tampoco debes olvidar que la buena suerte en la vida en más de una ocasión se busca.

No te engañes a ti mismo. Cuando el mundo va en una dirección, no te empeñes en buscar lo contrario creyendo en los milagros. No digo que vayas a lo seguro o lo estable, pero te aseguro que si no te adaptas al constante cambio en el que nos encontramos te vas a llevar una buena bofetada de verdad en la cara.

El activo más valioso que posees eres tú mismo

Si algo he aprendido a valorar en los últimos años es a mí mismo. Dicho de otra forma, ten presente que la persona más importante de tu vida eres tú mismo y, por mucho que seas la persona más solidaria del mundo, debes aprender a desarrollar esta faceta que algunos tachan como un tanto egoísta.

Cuando eres capaz de comprender que cuidar tu salud, tu vida personal y profesional y tu dinero es lo que realmente te va a permitir progresar en el futuro, comienzas a valorar todo lo que tienes a tu alrededor. Paradójicamente, valorarte a ti mismo lleva siempre a una mayor preocupación y un mayor aporte de valor hacia otras personas.

[Tweet “Aprende a valorarte a ti mismo”]

Por ello, desde este mismo momento, te animo a que trates de llevar tu vida personal y laboral a otro nivel, tratar de ser lo más feliz posible y transmitir ese positivismo a todas las personas que te rodean.

Con el paso del tiempo verás como preocuparte por ti mismo repercutirá positivamente en tu entorno.

El trabajo duro vence al talento

Debo de reconocerlo: no he sido talentoso en nada de lo que me sucede en mi día a día. Estudio ingeniería industrial, y casi a diario veo como un problema al que a muchas personas le cuesta minutos en entenderlo, yo puedo tardar sin problema alguno unas cuantas horas.

Tampoco soy un experto en el mundo del blogging ni los negocios en Internet. Lo mejor de todo es que hace unos meses me preocupaba completamente por esto hasta tal punto de buscar ese algo escondido que me hiciese destacar en algo.

Es totalmente inútil. Muchos dicen que debes aferrarte a encontrar tu pasión y hacer aquello que te diferencia del resto. Antes pensaba igual. Por suerte, a día de hoy, he descubierto que lo realmente importante es dedicarte a algo que te haga plenamente feliz.

¿No eres talentoso en algo? No te preocupes, no caigas en el mismo error que muchos caen. Quizás te suceda lo mismo que a mí: no encuentras aquello en lo que destacas. Por contra, siéntete afortunado por dedicarle horas y horas a aquello que te gusta porque te aseguro que el esfuerzo siempre acaba venciendo al talento.

Nunca es demasiado tarde para ser quien siempre has querido ser

Como he dicho, el esfuerzo es mi filosofía de vida. Y a pesar de que necesite muchas horas para conseguir lograr mis objetivos, no me puedo sentir más feliz de mi situación actual.

[Tweet “Mi filosofía de vida se basa en el esfuerzo”]

Tengo 20 años y ya he conseguido encontrar aquello que me apasiona. Al contrario que muchas personas que se han dedicado a tener un trabajo estable y no se han preocupado por arriesgarse a descubrir aquello que les gusta, tú todavía estás a tiempo de descubrir tu pasión.

Porque déjame decirte una cosa: no importa la edad, ni tu situación actual. No importa absolutamente nada cuando se trata de encontrar aquello que siempre has querido ser.

##

Espero que estas ideas te ayuden tanto como me están ayudando a mí en mi día a día.

Aún así, no quiero detenerme aquí y espero que tú tampoco lo hagas. Por ello, te invito a que me cuentes cuáles son las ideas que han logrado cambiar tu forma de pensar y ver el mundo. Ya sea a través de un comentario o un post en tu blog, estaré encantado de leer tu punto de vista y tu filosofía de la vida.

##

Este post supone un cambio para este blog. Me ha hecho replantearme cuál es la situación actual a la que me enfrento y qué tipo de artículos pueden influir de manera más positiva en los lectores de este blog.

Photo Credit | Flickr

Alejandro Caballero SánchezAutor

Blogger. Runner. Entrepreneur. Estudio ingeniería industrial a la vez que trato de hacer realidad uno de mis sueños: vivir de mi blog. Al entrar en la universidad me di cuenta de que algo fallaba en el sistema. Ahí fue cuando vi en un blog una oportunidad para sobresalir. Una oportunidad para buscar la estabilidad dentro de lo inestable.

9 comentarios en “10 ideas que cambiaron mi forma de pensar y ver el mundo

  1. Es curioso la de veces que he pensado emprender un proyecto , tienda física, exportación , camisetas y miles de ideas que sólo necesitan un empujón cuando no tenía trabajo. Ahora que lo tengo paso mis 8 horas pensando en en que proyecto me voy a embarcar..y tu lo sabes.
    Lo hago por que me gusta y sigo teniendo la ilusión de hace 6 años.

  2. ¡Buenas!

    Lo cierto es que leyendo los comentarios en este post me estoy dando cuenta de que cada vez somos más las personas que tenemos una visión y una filosofía de vida similar. Y eso es algo que no me puede alegrar más ;D

    ¡Muchas gracias a ti por dejar tu punto de vista! ¡Un abrazo!

  3. Alejandro, me ha encantado tu artículo, y me parece maravilloso que con 20 años hayas descubierto tantas cosas. Yo voy camino de los 36 y también he descubierto todas estas cosas recientemente, lo que hace que también me esté replanteando muchas cosas.

    Felicidades por haber hecho todas estas reflexiones, y gracias por regalárnoslas.

  4. ¡Buenas Cristina!

    Muchas gracias por tu comentario, cada día me alegra más saber que somos más los “extraños para la sociedad” que deciden tratar de vivir de sus negocios pasivos.

    Te doy totalmente la razón. Un día llegué a la universidad hace unos meses y les conté a mis amigos que el mundo de los negocios en Internet era en lo que de verdad me veía en un futuro. La cara de ellos fue exactamente igual, un auténtico poema.

    ¡Un abrazo!

  5. Un 10 para ti, Alejandro!
    Este es un post muy profundo y muy revelador. Por desgracia no son el tipo de cosas que nos inculcan.
    Ya hace tan solo un par de meses descubrí lo mismo de lo que hablas aquí.
    Decidí dejar el trabajo y empezar un proyecto online en el que fuera posible separar tiempo de dinero. Recuerdo que se lo conté así tal cual a unos amigos: “quiero trabajar en algo en que no esté cambiando mi tiempo por dinero”.
    Su cara fue todo un poema. La gente no entiende este concepto. No saben de que les hablas.

    Pero creo que es un buen camino. Yo he elegido este camino para mi misma hace muy poco tiempo. Y me alegra ver que no estoy sola en este mundo. Que hay gente que lo ve del mismo modo!

    Un saludo,

  6. Hola Alejandro!
    Wow! sorprendente su post y comparto totalmente sus ideas para cambiar su forma de pensar y ver el mundo y le comento si muchos llevaramos acabo no le que todos pero algunas ideas de ellas seria muy diferente mi pais que es méxico y no estaria en la mira de todo el mundo como lo esta ahora… ademas incluiria una ideas mas a su lista “la constancia y perseverancia deben ser los que guien tu dia a dia”, para muchas personas es dificil asimilar que no importa el que diran las personas y que debes hacer siempre lo que te guste y como lo comenta “Nadie va ha dar un centimo por ti”, un gusto leerlo y que nos comparta sus ideas…

    Un abrazo, Saludos!

    1. ¡Buenas Miguel!

      Muchas gracias por tus ideas, siempre añades ese punto adicional al final de cada post que está lleno de valor.

      Totalmente de acuerdo. Es más, pienso que lo primero que alguien debe comprender cuando se inicia a emprender es que esto se trata de una maratón, no de un sprint. Es paso a paso, día tras día, como verdaderamente se consiguen resultados en todo lo que nos propongamos.

      ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *