Crear un blog: guía para nuevos profesionales 2.0 que quieren construir su plataforma digital

Cómo crear un blog profesional

Si entre tus objetivos se encuentra destacar como profesional en el mundo 2.0, crear un blog es un paso imprescindible en tu andadura.

A día de hoy existen una gran cantidad de guías (algunas de muchísima calidad) sobre este tema. No obstante, y a pesar de que este tema es algo que he tratado con bastante dedicación durante mucho tiempo, creo que era necesario lanzar mi propia guía para que aprendas cómo crear un blog bajo mi propia experiencia.

Antes de empezar me gustaría hacerte una pregunta: ¿te has encontrado en alguna de estas situaciones?

– Eres un profesional autónomo o freelance y quiere abrirte camino a Internet para buscar nuevos clientes con los que trabajar o proyectos con los que involucrarte.

– Tienes un trabajo. No obstante, sientes cierta curiosidad por el mundo del blogging pues piensas que es una buena oportunidad para generar unos ingresos extra o incluso para romper la relación con tu jefe en unos años.

– No estás contento con tu situación actual y quieres buscar un nuevo camino que te permita disfrutar de una mayor libertad en tu día a día.

– Eres estudiante y buscas una forma de impulsar tu futura carrera profesional. Ante la dificultad de buscar un buen empleo a día de hoy sin experiencia previa, quiero construir tu propio camino a través de Internet.

Si te sientes identificados con estos perfiles estoy completamente seguro que esta guía para crear un blog profesional te interesará.

Al finalizar este post tengo una sorpresa para ti, por lo que te aconsejo que sigas leyendo si quieres conseguir el regalo que te he preparado.

¿Por qué deberías crear un blog profesional?

Una de las primeras cuestiones que muchas personas que se inician en el mundo del blogging me preguntan es si realmente merece la pena tener un blog.

Internet no deja de ser un nuevo campo abierto a los negocios, y es por ello que existen una gran cantidad de dudas y falsos mitos alrededor del mundo del blogging.

Muchas personas vienen con la idea de que es un mundo fácil en el que se gana bastante dinero. Otros que puedes pasarte años y años para absolutamente nada. A mí no me gustan los extremos, y es por ello que no es adecuado tratar de etiquetar el mundo del blogging.

Lo que sí puede decirte es que, bajo mi propia experiencia, crear un blog profesional puede ser una gran experiencia para ti por varios motivos:

Es una apuesta por ti mismo a largo plazo. Uno de los conceptos que más llaman la atención a los nuevos empresarios y trabajadores es, sin duda alguna, el de marca personal. Lo que antes estaba limitado a grandes personalidades ahora, desde casa y con un ordenador y una conexión a Internet, puedes desarrollar tu marca personal. El mundo del profesional 2.0, a día de hoy, es una completa realidad.

Adquieres una habilidades que rara vez encuentras en un empleo corriente. La primera regla del blogging es que aquí no hay jefes. Y aunque esto tenga sus puntos positivos y negativos, la realidad es que eres tú quien manda sobre tu negocio. Esto implica que las decisiones acertadas serán triunfos para ti, mientras que las erróneas serán pequeños fracasos en el camino. Este proceso de toma de decisiones hace que el blogging sea una de las experiencia más enriquecedoras a las que me he enfrentado.

Amplías tu red de contactos y te envuelves en nuevas oportunidades laborales. Cuanto más visibilidad y más relaciones con otros bloggers construyas, más éxito podrá alcanzar tu sitio. Esta es un relación directamente proporcional que te hará darte cuenta de un detalle: nadie va a venir a ofrecerte nada, eres tú quien debe ser activo en el mundo laboral.

Emprendes tu propio negocio, sin jefes, y con la posibilidad de administrar tu tiempo y los ingresos que generes. Para aquellas personas que quieren vivir de un blog o que, como mínimo, esperan sacar unos ingresos extra de su sitio este es el punto más interesante. Los conceptos del autoempleo y de los ingresos pasivos irán sonando con más fuerza en tu cabeza.

El camino nunca es sencillo, pero si los motivos que te he dado te han convencido, es hora de pasar a la acción y continuar leyendo este post.

Decisiones previas que muchas personas pasan por alto

Quizás estés 100% convencido de que quieres lanzar un blog. Por ello, comienzas a mirar distintas opciones para crearlo.

Este es el primer error que cometes, pues dejarte llevar y comenzar a actuar es sinónimo de que has obviado por completo un paso muy importante: la planificación.

Sí, eso que muy pocos bloggers novatos hacen y que casi ninguno te cuenta. Antes de tirarte a la piscina, mejor comprobar si tiene agua.

En el mundo del blogging esto se traduce en que, antes de comenzar con tu sitio, mejor será que te plantees de qué irá tu blog, qué es lo que quieres conseguir con él y a quién pretendes dirigirte.

Justo de eso vamos a hablar en esta sección.

Definir los objetivos que persigues al crear un blog

¿Qué es lo que pretendes conseguir creando tu blog? Uno de los primeros pasos que muchos bloggers ignoran por completo al iniciarse en el mundo del blogging es determinar qué objetivos quieren lograr a medio/largo plazo.

Existen muchas formas de determinar los objetivos que persigues con un blog, por lo que a mí me gusta clasificarlos en tres tipos:

  • En primer lugar se encuentran los objetivos genéricos o metas de un blog. Dentro de este grupo podemos englobar aquellos que nos motivan a crear nuestro blog, como construir una comunidad de lectores o generar unos ingresos extra con nuestro sitio.
  • Otro formato de objetivos que debemos tener muy presentes, especialmente en nuestra jornada laboral, son aquellos relacionados con la consecución de nuestro trabajo. Pueden ir desde diarios hasta anuales. Es aquí donde organizamos la forma de trabajar para tratar de ser más productivos. Algunos ejemplos pueden ser: redactar mil palabras mañana, crear un ebook la semana que viene o lanzar un curso de pago el último trimestre del año.
  • Los últimos objetivos que vamos a ver, y los más profesionales, son aquellos relacionados con el marketing online. Estos son necesarios siempre que quieres hacer crecer tu blog con algunas técnicas. Entre los múltiples objetivos que aquí te puedes plantear, un buen ejemplo sería aumentar el tráfico orgánico de mi blog un 20% durante los 3 próximos meses.

Definir objetivos con tu blog es algo fundamental para poder ir progresando. La secuencia más lógica es que comiences planteándote unas metas y, con el paso de un par de semanas, los primeros objetivos relacionados con tu trabajo.

Una vez vayas conociendo los resultados de tu blog y sea el momento de mejorar, entonces deberás ir planteándote unos objetivos de marketing online acordes con tu situación actual.

Recuerda que una buen forma de plantear tus objetivos es utilizando la metodología S.M.A.R.T.: específicos, medibles, alcanzables, realistas y acotados en el tiempo.

Seleccionar la temática y el tipo de blog

Muchas personas creen no tener buenas ideas para lanzar un blog. Aunque esta es una afirmación en la que no creo, tampoco es necesario que tengas la idea del futuro.

Simplemente es necesario que tengas una temática que te motive lo suficiente como para escribir de ella.

Si adoptas ese punto de mira, mi mejor consejo para definir la temática sobre la que hablar en tu blog es que hagas un pequeño brainstorming o lluvia de ideas con las principales temáticas que suelas tratar en tu día a día. Pueden ser desde aficiones que haces en tu tiempo libre, hasta temas relacionados con tu trabajo.

A la hora de decidir, un buen consejo es que diseñes tu propio sistema de puntuaciones. Para ello puedes crear una tabla con las distintas temáticas en las columnas y factores decisivos en las filas. Estos pueden ser elementos como el interés en la temática, el nivel de conocimiento o el mercado que presente.

Una vez tengas en mente la temática de la que hablaras en tu blog, es el momento de decidir qué tipo de blog vas a crear:

Blog personal: este tipo de blogs suele caracterizarse por la abundancia de experiencia personales, reflexiones o consejos que el propio autor del blog ha vivido en primera persona.

Normalmente surgen por la necesidad de abrirse a los demás, y es por ello que la gran mayoría suele centrarse en escribir algunos posts mensuales para conectar con sus lectores.

Esto implica que, rara vez, en este tipo de blogs se suele llevar a cabo una acción de marketing online o se suele publicar algún contenido de pago. Lejos de esto, la gran mayoría de ellos optar por crear un blog gratis con plataformas como Blogger o WordPress.

No confundas un blog como puede ser el mío con un blog personal. Aunque esto sea un sitio gestionado por mí, mi blog responde a todas las características de blog profesional.

Blog profesional: este tipo de blogs no supone sólo una evolución lógica con respecto a los blogs personales. En ellos pueden concurrir una gran cantidad de perfiles que hacen que un blog profesional sea una de las mejores decisiones a día de hoy.

Desde blogs personales que han evolucionado hasta equipos de personas que se reúnen para escribir en común, pasando por freelances que buscan en ellos una oportunidad de negocio.

Los blogs profesionales no sólo se distinguen de los personales por su mayor preocupación por parte del blogger. En ellos siempre suele existir un mayor empeño por el crecimiento y una visión mucho más económica del blog.

Blog corporativo: el último caso lo encontramos en aquellas empresas que, normalmente enfocados por motivos de crecimiento y marca, se lanzan al mundo del blogging.

Estas empresas ven en un blog un complemento perfecto para su página web corporativa. Un lugar en el que mostrar contenido de interés a sus posibles clientes y, además, mantener informados de los cambios y nuevos lanzamientos de la empresa.

En función de cuáles sean los objetivos, deberás optar por una u otra decisión. Mi mejor consejo es que, a no ser que trates de crear un blog de empresa, apuestes por un blog profesional en lugar de uno personal.

Si has acudido a este post es porque quieres tomarte en serio el mundo del blogging, y es por ello que un sitio profesional es la única opción que deberías plantearte. No obstante, si sólo quieres tener un lugar para comunicar tus experiencia con familiares y amigos, siempre existe la opción de uno personal.

Definir el público objetivo al que enfocarás tus contenidos

La tercera y última decisión previa de la que te quiero hablar en este post es sobre la definición de tu público objetivo. Este error es muy común en muchos bloggers y, al igual que sucede con los objetivos, muchas personas ignoran este paso por completo.

Déjame que te haga una pequeña reflexión. Si tu idea es la de crear un blog profesional para poder generar unos ingresos extra o incluso vivir de él, en algún momento tendrás que monetizarlo con productos o servicios tuyos.

Bajo esta premisa, sólo aquellas personas interesadas en los contenidos de pago que ofreces estarán interesadas en comprar. Si durante mucho tiempo has escrito durante temáticas muy variadas sin un público en concreto, las opciones de monetizar tu blog se reducen bastante.

Es algo de sentido común, pero muchos bloggers caen en escribir temáticas tan dispares como el deporte y la moda en un mismo sitio. Y esto es algo que no puedes permitirte con tu blog.

Por ello definir tu público objetivo es algo necesario, y a continuación quiero dejarte dos guías para que seas capaz de hacerlo:

Cómo definir reader personas para tu blog

Desarrollar un mapa de empatía de tus lectores

Plataformas de blogging, ¿cuál es la mejor decisión?

No puedes pretender tener una web normal y corriente cuando creas un blog. Necesitas, por tanto, una plataforma que sirva para gestionar todos tus contenidos y no un sitio web en el que cada día tengas que estar trasteando con código.

Las plataformas de blogging realizan exactamente esta función: disponen de una interfaz para publicar tus entradas, además de ser realmente sencillo en ellas realizar cualquier ajuste en el blog o cualquier personalización en el diseño.

La gran mayoría de plataformas de blogging son gratuitas. No obstante, a la hora de ponerlas en marcha puede ser necesario pagar o no. Todo depende de la profesionalidad con la que decidas crear tu blog.

Aquí vamos a ver las dos posibilidades, y nos vamos a centrar en las dos principales plataformas que existen a día de hoy: Blogger y WordPress.

Blog gratuito en plataformas como Blogger o WordPress.com

Si la idea que tienes en mente es la de crear un blog personal en el que compartir tus experiencias con amigos y familiares, una opción muy presente es la de crear un blog gratuito en plataformas como Blogger o WordPress.

Este tipo de blogs se distinguen por presentar una estructura como esta:

http://www.nombredelblog.blogspot.com/

http://www.nombredelblog.wordpress.com/

Estas plataformas de blogging te dejan espacio de almacenamiento y un nombre de dominio a cambio de que su propio nombre aparezca en él. Es tan simple como registrarte en sus plataformas y ya tendrás listo tu blog.

No obstante, como te he comentado en varias ocasiones, estos sitios suelen estar bastante limitados en todos los sentidos. Si quieres un blog totalmente personalizable y con características más profesionales tendrás que recurrir a la siguiente opción.

Blog de pago con WordPress.org, un dominio y un hosting

Esta es la opción a la que no sólo recurro yo con mi blog, sino la gran mayoría de bloggers que quieren disponer de un blog profesional que les permita crecer.

Aunque WordPress.org es una plataforma totalmente gratuita, para instalarla necesitas un servidor y un alojamiento web. Estos dos requisitos son de pago, pero su precio no te supondrá más de 70 euros al año en función de la compañía con la que los contrates.

Cómo elegir un nombre de dominio para tu blog

Algo que es totalmente imprescindible para montar un blog es un dominio. Esto se podría definir como la dirección de tu hogar en Internet, y es junto con el hosting, aquello que no puedes evitar comprar si quieres montar tu sitio.

Por ello, este es un paso que tienes que pensarte bien pues es lo único que no podrás cambiar de tu blog. Si bien conforme vayas cogiendo más experiencia podrás ir cambiando de empresa de hosting, de herramientas o de colaboraciones, un dominio es muy difícil cambiarlo sin consecuencias para ti.

A la hora de contratar un nombre de dominio debes tener en cuenta una serie de factores para evitar caer en nombres confusos o que tu audiencia no recuerde:

Un nombre de dominio debe ser explícito: a no ser que optes por tu nombre o el de tu empresa en el dominio, este debe reflejar perfectamente la temática de la que hablas en tu blog. Piensa en esto: el lector debe sentirse identificado con el nombre nada más entrar a tu blog. Una buena práctica que además tiene beneficios en buscadores es incluir la palabra clave a posicionar en el nombre del dominio.

Un nombre de dominio es fácil de escribir y leer: aunque este punto sea algo muy obvio, no todos los bloggers lo tienen en cuanta cuando eligen el dominio de su sitio. Utilizar expresiones extrañas o palabras en otros idiomas puede ser totalmente contradictorio a la hora de que los lectores recuerden tu sitio. Piensa que un blog en muchas ocasiones se basa en el poder de la recomendación, y un nombre difícil de escribir o pronunciar no ayuda nada.

Un nombre de dominio debe ser breve: a la hora de crear un blog profesional olvídate de dominios con más de 25 caracteres. Incluso 20 suele ser excesivo.

Evita nombres o caracteres abstractos: otro consejo que, otra vez más, muchos bloggers ignoran es el de hacer su nombre de dominio lo más legible posible. En este sentido, ni se te ocurra introducir guiones, números o caracteres extraños a la hora de comprar tu dominio. Esto sólo dará lugar a descuidos y olvidos a la hora de escribirlos en el navegador. Si tu nombre está cogido y quieres introducir estos caracteres, mejor ves pensando en otro dominio.

En la medida de lo posible, adquiere un dominio .com: a día de hoy los mejores dominios ya están comprado, y es por ello que en ocasiones lo vas a tener realmente complicado a la hora de adquirir un dominio .com. No obstante, si quieres tener mayor visibilidad en buscadores en países con el mismo idioma, mi mejor consejo es que trates de adquirir esta terminación. Si en el peor de los casos no puedes recurrir a un .com, mejor opta por un .net. Los dominios con terminación de país te los recomiendo para el caso de que quieras operar sólo en ese sitio.

Vistos estos ítems, a la hora de comprar tu dominio puedes optar por dos opciones: contratarlo en una plataforma dedicada exclusivamente a ello como GoDaddy o Don Dominio, o bien adquirirlo con la misma empresa que contrates tu hosting.

En mi blog, por temas de marca personal y la posibilidad de ofertar servicios freelance tomé la decisión de adquirir el dominio http://alejandrocaballero.es.

No obstante, existen una gran cantidad de factores a la hora de elegir un nombre de dominio, por lo que antes de pasarte unas cuantas horas pensándolo es necesario que los conozcas:

3 tipos de nombres de dominio cuando creas un nuevo proyecto online

Quiero distinguir entre tres clases de dominios, cada uno enfocado a una finalidad. Esta clasificación, junto con los consejos que te acabo de dar, te serán realmente útiles a la hora de decidirte por un nombre u otro.

Dominios de marca empresarial

Es posible que quieras iniciarte en el mundo del blogging con el objetivo de fundar un negocio en el futuro. Si es tu caso, lo mejor por lo que puedes optar, según mi recomendación personal, es que trates de comprar el dominio con el nombre empresarial que tienes en mente.

No obstante, los dominios de marca empresarial suelen estar orientados para aquellas empresas offline que quieren llevar a cabo una transformación digital de su negocio.

Si tu idea sigue siendo la de crear un dominio de marca, adelante con ella. Personalmente no soy partidario de emplearlos ya que a veces no representan en sí la temática de la que hablan, pero no es la primera vez que muchos blogs de éxito tienen un nombre de marca.

Dominios de marca personal

Esta es la opción que debes usar si quieres ganarte la vida como freelance y quieres disponer en tu blog de un portfolio en el que mostrar tus trabajos realizados, así como una sección para trabajar con clientes.

Como su nombre bien indica, estos dominios son adecuados para gestionar tu perfil profesional, y es por ello que están limitados en su uso.

Yo personalmente utilizo un dominio de marca personal para mi blog, pero para otros proyectos en activo prefiero siempre utilizar un nombre relacionado con la temática.

Dominios relacionados con tu temática

Por último tengo que hablarte de los dominios enfocados a la temática de tu blog. Estos son la decisión usada por la gran mayoría de bloggers que se inician en el sector.

Lo cierto es que un nombre de dominio de estas características te abre muchas posibilidades a la hora de identificar tu comunidad o conseguir colaboraciones en el futuro. Además, si lo haces pensando en Google, un dominio con las palabras clave de tu temática te permitirá posicionarlo de forma más sencilla en el futuro.

Para mí, esta es la mejor opción. No obstante, con la premisa de cuál sean los objetivos que definiste con tu blog, piensa cuál es el mejor nombre de dominio según las ventajas e inconvenientes que presenta cada uno.

Cómo comprar un hosting para alojar tu blog WordPress

Ahora que ya cuentas con un nombre de dominio, el siguiente requisito que necesitas para tener tu blog online es un servicio de hosting que aloje tu blog.

El hosting, para entendernos, es el espacio físico donde se alojaría tu blog. Si el dominio es la dirección donde vives, el hosting es la casa.

A la hora de contratar un servicio de alojamiento existen una gran cantidad de empresas de todos los tipos, servicios y precios. Y después de probar muchas opciones, te puedo afirmar sin temor a equivocarme que te vas a encontrar de todo. Desde empresas low cost con un servicio muy básico y deficiente hasta empresas multinacionales con millones de clientes y un servicio que deja mucho que desear.

Por supuesto, también encuentras la otra vertiente: empresas con buenos precios, un buen servicio y una atención al cliente digna de admirar.

Lo que buscamos, por tanto, es una empresa de estas características pero que ofrezca un buen precio por sus servicios. Para mí, los requisitos para contratar un alojamiento son los siguientes:

– Que disponga de una estructura sólida, con sistemas de seguridad para que no se caiga tu blog ni permitir que nadie entre a él.

– Que tenga un precio competitivo, no demasiado caro para no asumir gastos importantes a la hora de comenzar con un proyecto.

– Que ofrezca un servicio de atención al cliente rápido y, lo más importante, en mi idioma.

Mi recomendación, a la hora de contratar cualquier alojamiento, es que lo hagas con los chicos de Webempresa. Su servicio de atención al cliente es inmejorable, mi blog carga muy rápido y ofrecen unos precios bastante competitivos.

Además, te aconsejo que adquieras el pack Inicio de WordPress. Con él tendrás suficiente para empezar, y al contratarlo para un año, te regalan el dominio.

Los plugins de WordPress que debes instalar al crear un blog

Akismet: cuando comiences con tus primeros comentarios, uno de los problemas más tediosos son los cientos de bots que accederán de forma automática a tu sitio a dejar comentarios de spam. Akismet es un plugin completamente gratuito que elimina, con una fiabilidad de prácticamente el 100%, todos los mensajes de spam que lleguen a tu sitio.

Jetpack: este plugin es la navaja suiza de herramientas para tu blog WordPress. Desarrollado por los propios creadores de este CMS, Jetpack incorpora una gran cantidad de funcionalidades que puedes activar, desactivar y configurar a tu medida con un simple clic. Desde comentarios avanzados hasta funcionalidades de protección del blog, pasando por características relacionadas con redes sociales.

WordFence: la seguridad es primordial. Y después de que hace un par de semanas sufriera un ataque de fuerza bruta en mi blog, valoro mucho más los plugins como Wordfence. No sólo te ayuda a prevenir algunos ataques y protege tu blog mediante un firewall, sino que también te permite detectar comportamientos inusuales para todos esos ataques que no se pueden prevenir.

WP Super Cache: la velocidad de tu sitio web es un factor muy a tener en cuenta, tanto para tus usuarios como para Google. Por ello, es necesario disponer de un plugin que optimice tu blog con vistas a ahorrar unos segundos en los tiempos de carga. Yo personalmente empleo WP Super Cache, pero mi mejor consejo es que preguntes a tu empresa de alojamiento cuál es el que ofrece mejores resultados en sus servidores.

Yoast SEO: Google es la principal fuente de tráfico de mi blog. De hecho, hay días en los que llega a suponer hasta el 80% de las visitas. El plugin WordPress SEO by Yoast te ofrece una gran cantidad de opciones de configuración, tanto a nivel general como de contenido, para que puedas modificar el SEO de tu blog sin conocimientos muy técnicos. Si quieres aprender a configurarlo, puedes echar un vistazo a mi tutorial de Yoast SEO.

Herramientas imprescindibles para bloggers

Google Analytics: no hay estrategia buena sino eres capaz de conocer dónde quieres llegar. En este sentido, no puedes pretender incrementar el tráfico de tu blog sin conocer las estadísticas del mismo. Google Analytics es, sin duda alguna, la herramienta más utilizada y una de las más potentes para determinar todo el tráfico que llega a tu sitio.

Google Webmaster Tools: esta herramienta, también propiedad de la gran G, te permite establecer una relación directa con el buscador al ofrecer un conjunto de aplicaciones destinadas a la indexación y al rastreo de tu contenido. Desde visualizar los enlaces a tu sitio hasta comprobar el estado de la indexación de tu blog en Google, Google Webmaster Tools es fundamental para todo propietario de un blog. Aprende cómo utilizarlo con este manual de Google Search Console.

Planificador de palabras clave: tanto si tu objetivo es crear nuevos contenidos con una audiencia razonable o examinar qué palabras clave son propicias o no para tratar de posicionarlas en Google, esta herramienta es la más adecuada para ello. Con sólo realizar una búsqueda podrás tener acceso a estadísticas e historial de búsquedas para dicha palabra clave. Si quieres comprender mejor su funcionamiento, aquí te dejo con una guía del planificador de palabras clave de Google.

MailChimp: gestionar tu lista de correo es una de las acciones más importantes como blogger. Y es que tener una lista de suscriptores fidelizados es una de las mejores formas de conectar con tu comunidad y de rentabilizar tu sitio en el futuro. MailChimp es la herramienta que utilizo para administrar mi email marketing y con la que más cómodo me encuentro en el manejo. Aquí tienes una guía de MailChimp para comprender su funcionamiento.

Hootsuite: las redes sociales son unos canales muy eficaces para la promoción de tus contenidos. Son fácil de usar, gratuitas y en ellas se encuentran todos tus lectores. Hootsuite te permite administrar tus cuentas en redes sociales, de tal forma que te permite tener en una misma interfaz todos tus perfiles para administrar tus contenidos.

Conclusión

En esta guía te he mostrado los conceptos necesarios para que, desde tu propia casa y sin ayuda de terceros, puedas crear tu propio blog.

No sólo he querido mostrarte los pasos más técnicos a la hora de crear tu sitio, sino que también he querido enseñarte una metodología para que comiences con la creación de tu sitio desde el punto de vista estratégico.

Ahora me gustaría conocer tu opinión:

¿Te has decidido a crear un blog? ¿Cuáles son las mejores impresiones que te deja el mundo del blogging y qué consejos darías a todo lector que quiere comenzar?

¡Espero tus comentarios!

Photo Credit | Flickr

Alejandro Caballero SánchezAutor

Blogger. Runner. Entrepreneur. Estudio ingeniería industrial a la vez que trato de hacer realidad uno de mis sueños: vivir de mi blog. Al entrar en la universidad me di cuenta de que algo fallaba en el sistema. Ahí fue cuando vi en un blog una oportunidad para sobresalir. Una oportunidad para buscar la estabilidad dentro de lo inestable.

8 comentarios en “Crear un blog: guía para nuevos profesionales 2.0 que quieren construir su plataforma digital

  1. Muy buena información Alejando, práctica, honesta, profesional y completa, lo tiene todo.
    Solo me queda una duda y al final indicas sobe el curso Zero to blogguer, pero no encontré algún enlace.
    Nuevamente te mis felicitaciones!
    Saludos desde Nicaragua.
    Oswaldo.

    1. ¡Hola Oswaldo!

      Muchas gracias por tu comentario. Me alegra mucho que te sirva la guía y que la valores también. Con respecto a lo que comentas de Zero to Blogger llevás razón. Resulta que hay un pequeño problema con un plugin y no se muestra bien. Lo ocultaré y, cuando esté todo solucionado, lo habilitaré de nuevo. No obstante, si ya eres suscriptor de blog, tengo que decirte que en nada lo enviaré por completo en una newsletter. Sea como sea, ten por seguro que te llegará.

      ¡Un abrazo!

  2. ¡Gracias por esta super guía!
    He tomado nota de varias herramientas y pienso seguir varios de tus consejos.
    Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *