Mis creencias sobre la libertad financiera

Creencias sobre libertad financiera

Hoy quiero hablar de una temática que está íntimamente relacionada con este blog pero que, hasta ahora, no he mencionado demasiado o al menos no le he dedicado ningún artículo (aunque comenzará a tomar más protagonismo de aquí en adelante).

Como habrás podido adivinar por el título de este post, ésto va de algo de algo fundamental en nuestra vida: el dinero.

Cuando empecé en el mundo de Internet hace unos 2 años, unos meses después de cumplir la mayoría de edad, no era consciente de la gran oportunidad que podría suponer este mundo y mucho menos la cantidad de información y de dinero que circulaba en cuestión de minutos en la red.

Por aquella época me limitaba a redactar contenido para blogs de tecnología (en concreto gracias a Andro4all me inicié en este mundo al enviar una solicitud para ser un editor de blogs). Más tarde, por casualidad, descubrí el mundo del marketing online y comencé a comprender cómo era posible monetizar un blog en Internet.

No fue hasta hace aproximadamente un año cuando me encontré por primera vez con el término marketing de afiliación, y de ahí derivaron dos de los términos que más trato de perseguir durante los últimos meses: ingresos pasivos y libertad financiera.

¿Por qué te cuento todo ésto? Porque creo que es el momento de comenzar a hablar sobre lo que supone el término libertad financiera, algo que de aquí en adelante cobrará más importancia en los artículos que publique.

La semana laboral de 4 horas

Uno de los libros que me introdujo en el mundo de la libertad financiera fue La semana laboral de 4 horas de Tim Ferris. Es, a día de hoy, uno de los libros que más me ha hecho reflexionar sobre el trabajo y el dinero por lo que algún día le dedicaré un post más en profundidad.

Todo el libro se fundamenta en la figura de los nuevos ricos y aunque no te contaré en profundidad el significado de los nuevos ricos (quiero que te leas este libro), si que te puedo dar unas nociones de lo que persiguen estas personas. Ésta es mi definición de los nuevos ricos:

Los nuevos ricos personalmente los definiría como aquellos que valoran la libertad por encima de todo. No se fijan en grandes cantidades de dinero, pero si valoran la importancia del mismo para perseguir sus sueños y cumplir todos los objetivos que persiguen. Buscan la calidad de vida, pero siempre teniendo en mente la liquidez de sus ahorros y el no trabajar por trabajar.

Es una definición más compleja de lo que aquí resumo, pero como he comentado antes, quiero que leas este libro. Para mí fue el completo manual para sentir curiosidad y a la vez admiración por el mundo de la libertad financiera y los negocios pasivos.

Los ingredientes que necesitas en tu camino a la libertad financiera

Muchas personas confunden dinero con poder. En cierto modo no andan tan desencaminados: si tienes dinero puedes comprar mucho de lo que a diario deseas, a la vez que misteriosamente te comenzarán a salir a amigos de todas partes. El dinero atrae a las personas. Es así de simple, y a día de hoy es innegable entender que parte de nuestra felicidad depende del dinero que poseemos en nuestra cuenta bancaria. Nuestra felicidad se incrementa con el dinero que tenemos (hasta cierto nivel econónomico).

No obstante, muchas personas confunden a los nuevos ricos y su libertad financiera con poseer grandes cantidades de dinero. No voy a ser el primero que mencione que para vivir de tus ahorros durante el resto de tu vida no es necesario mucho dinero, pero lo que si es cierto es que el término de libertad económica conlleva muchos aspectos más. Veamos algunos de ellos:

1. Los ingresos pasivos no se generan por arte de magia. Parece algo obvio, pero no es la primera vez que me he encontrado con gente que cree que los ingresos pasivos surgen de la nada. Lejos de la realidad, crear un negocio pasivo es algo que requiere muchas horas de elaboración, seguimiento de los resultados e implementación de mejoras.

2. Se necesita mucha responsabilidad para tu libertad financiera. El dinero es un bien muy difícil de gestionar y algo que nos puede llegar a saturar en más de una ocasión. Es necesaria una gran responsabilidad financiera para saber que tienes una gran fuente de ingresos pasivos pero que, a la vez, te tienes que limitar a gastar solamente una determinada cantidad al mes. El dinero es algo que se gasta más rápido de lo que todos pensamos, o sino que se lo digan a algunos futbolitas retirados o personas de a pie de calle a los que le tocaron la lotería.

3. Libertad financiera es control absoluto de tu dinero, pero también de tu tiempo. Antes he hablado de la definición de los nuevos ricos, y es que para mí no hay persona que se asemeja más a ellos en los que a búsqueda de la libertad financiera se refiere. Dinero si, pero no a cualquier precio (nunca mejor dicho). Antes de ello hay una serie de elementos fundamentales que debemos cuidar y valorar como la gestión de nuestro tiempo o la inversión correcta de los activos que poseemos.

4. La ecuación es sencilla: invierte en el lugar adecuado y gasta menos de lo que ingresas. El punto anterior llega a la cuarta conclusión. Es algo totalmente evidente, pero la libertad financiera la podríamos simplificar al máximo diciendo que se produce cuando, además de gestionar nuestro tiempo, somos capaces cada mes de gastar menos de lo que ingresamos.

Lo curioso de la libertad financiera, y lo que nos atrae a muchos, es cómo algo tan sencillo de explicar puede ser tan complicado de poner en marcha. ¿O acaso conoces muchas personas de tu entorno más cercano que se pueden permitir definirse como libres en términos económicos?

Las vías para construir un negocio que produzca ingresos pasivos

He hablado que la libertad financiera se basa en la libertad en términos económicos unida a la gestión del tiempo y de nuestro trabajo. Hablemos ahora de ingresos. ¿Te suena la cultura de 9 a 5? Es aquella en la que nos han impuesto un horario de trabajo que comienza a las 9 de la mañana y finaliza a las 17 horas de la tarde. Puede que tu horario sea diferente, pero al fin y al cabo hago referencia a aquella cultural laboral que te impone un horario fijo para trabajar.

Esta cultura, en la mayoría de casos, está basado en lo que denominamos como ingresos lineales. Para quien no esté familiarizado con este término, esta clase de ingresos son los que nunca te llevarán a alcanzar la libertad financiera. Son aquellos en los que se intercambia tu tiempo por dinero. Cuantas más horas trabajes, más dinero cobras. Si dejas de trabajar, dejas de cobrar. Es la fórmula matemática de la dependencia económica.

Los ingresos lineales los recibe la gran mayoría de la población, y por mucho muy bien pagada que esté nuestra hora, nunca dejarás de librarte de la carga de tener que seguir tu jornada laboral para generar más ingresos. Es más, si hicieras cálculos con tu sueldo actual verías como posiblemente tienes que trabajar 24 horas diarias para lograr tu libertad económica. ¿Algo irrealizable verdad?

Un ejemplo lo encuentro en mi propia familia. Mi padre es escayolista autónomo, y podríamos decir que tiene una fuente de ingresos lineales y muy poco escalable. Si trabaja dos horas más al día, más obras podrá terminar al cabo de un año. Si dobla el número de clientes, también se doblaran los gastos en materiales. Como ves, cuanto más trabaja más gana, pero también mayores son sus gastos.

Lo contrario a los ingresos lineales son lo que se conoce como ingresos residuales o pasivos y, como habrás podido adivinar, de ellos trata este post. Los ingresos pasivos basan su funcionamiento en que tratan de separar dos de los elementos más importantes que manejamos a diario en nuestras vidas: dinero y tiempo. No buscamos cambiar nuestro tiempo por dinero, sino invertir parte de nuestro tiempo de tal forma que creemos un negocio que genero dinero por si mismo.

Todo negocio pasivo requiere de un gasto, pero otra característica que los distingue es que deben ser altamente escalables. Es decir, que conforme van aumentando tus beneficios, tus gastos aumentan en menor medida (pueden no aumentar o incluso disminuir). Si con 10.000 euros de ingresos tienes 5.000 de gastos, con 20.000 euros solamente gastas 6.000.

¿Quieres saber por qué cada vez me llama más la atención el mundo de Internet? Porque es una fuente de inspiración para la creación de negocios pasivos. Pero antes de darte unos ejemplos de cómo ganar dinero con Internet, quiero hacer una distinción de los dos modelos de negocios a gran escala que pueden producir esta clase de ingresos:

Inversión en el mercado bursátil. ¿Puede haber un mejor ejemplo que la bolsa para comprender el funcionamiento de los negocios pasivos? Inviertes tu dinero, lo dejas unas horas/días/semanas/años en el mercado de valores y, si has actuado de forma correcta en tus inversiones, seguramente tu dinero se haya visto incrementado sin hacer prácticamente nada. La realidad es que invertir en bolsa no es tan sencillo, pero quiero que sirva como ejemplo para comprender cómo es un negocio pasivo.

Creación de negocios que trabajan para ti. La alternativa a la que recurrimos la gran mayoría que descubrimos los negocios pasivos. Internet y los ingresos pasivos basados en la publicidad o en el marketing de afiliación han permitido crear negocios altamente escalables o con un insignificante desembolso inicial. Sin embargo, también puedes encontrar esta clase de negocios en el ámbito offline: alquiler de un piso, franquicias, patentes o incluso la creación de un negocio en la que tengas la habilidad de automatizar o delegar gran parte de tus tareas (siempre que el balance de ingresos-gastos sea positivo).

Dos casos de cómo los ingresos pasivos no son una leyenda urbana

Se que os gustan los casos prácticos o de éxito y por ello en este apartado os voy a presentar a dos de las personas que, a partir de leer sus blogs, me han descubierto el mundo de los negocios pasivos y cómo se puede empezar a forjar la libertad financiera.

Pat Flynn de Smart Passive Income

Pat Flynn es un auténtico crack de los negocios pasivos. Su blog es una biblia de la creación de sitios webs enfocados a generar dinero y sus podcasts son una escucha obligatoria para todos los adictos a los negocios en la red.

A través de su blog, Smart Passive Income, nos ofrece una visión bastante propia de lo que supone ser un nuevo rico: como él mismo dice no es millonario, pero si tiene un negocio que le permite disfrutar al máximo de su familia. Ha vivido, en sus propias carnes, lo que es ser despedido y comenzar a trabajar desde casa para convertirse en su propio jefe.

Pat no se considera un gurú en su temática, aunque tengo que reconocer que es una de las personas a la que más admiro y un verdadero profesional en lo que hace. En su blog hace un alarde de transparencia y muestra sus estadísticas de ingresos en los que ha llegado a ganar unos 116.757,39 dólares en un mes (puedes consultar todos sus ingresos en este post).

Ángel de Vivir al Máximo

Ángel es un chico de Cáceres cuya historia me dejo muy sorprendido cuando descubrí su blog hace unos meses. Él es ingeniero informático de profesión. Después de unos 4 años viviendo en Estados Unidos trabajando para un gigante como Microsoft, y tras llevar una vida estable y en la que todo funciona bien, decidió dejar su trabajo y crear un negocio pasivo que le permitiera dar la vuelta al mundo.

En su blog cuenta trata de temáticas de lo más variadas: desde cómo crear un negocio pasivo hasta los viajes que realiza por todo el mundo, no dejando de lado contenido bastante completo sobre lifestyle y desarrollo personal que reflejan a la perfección su visión de la vida.

Su forma de pensar he de reconocer que se parece bastante a la mía y en más de una ocasión sus artículos me han servido de inspiración. Al igual nos ha sucedido a otros muchos que hemos leído este libro, la vida de Tim Ferris en La Semana Laboral de 4 Horas y su visión de los nuevos ricos influye bastante en su manera de pensar.

Si quieres saber más sobre Ángel y su historia te recomiendo que visites su blog: Vivir al Máximo.

¿Realmente es posible alcanzar la libertad financiera?

Lo cierto es que no tengo una respuesta clara para esta pregunta. No es tan fácil llevarlo a cabo como decirlo, y lo cierto es que con total seguridad habrás tenido que intentarlo muchas veces hasta que desarrolles el negocio pasivo que te lleve a la libertad financiera. En lo que todos estamos de acuerdo es que solamente es necesario tener éxito una vez para comenzar tu carrera como un nuevo rico.

La verdad detrás de los negocios pasivos es bastante difusa. Desde el momento en el que te propones ser tu propio jefe vives en la incertidumbre, y eso es algo que la gran mayoría de personas no pueden soportar. Motivo por el cual finalmente se deciden unirse a los ingresos lineales.

Por suerte, Internet está abriendo el camino a muchas personas que quieren alcanzar su libertad financiera. Hace unos años éste era un término totalmente desconocido para la gran mayoría de personas. Yo mismo hace un año era un completo desconocedor de lo que era un negocio pasivo. No culpo a nadie por ello, pero si que he echado de menos en mi época en el colegio o instituto (y ahora también en la universidad), algunas nociones sobre negocios y dinero que seguro habrían cambiado la forma de pensar de más de un estudiante.

Desde hace unos meses estoy en proceso de crear mi primer negocio pasivo. No tengo fechas de lanzamiento. Primero debo preocuparme de mis otros negocios y de una serie de cambios importantes que llegarán al blog. Lo que si os prometo es que contaré todos los pasos que he seguido, así como los aciertos y fallos que he cometido durante este proyecto.

Ahora es el momento de que hables

La libertad financiera y los ingresos pasivos es algo que todos perseguimos. En este post he tratado de revelar algunos de los conceptos que se esconden detrás de este mundo que muchos todavía desconocen. De la misma forma, espero que te sirvan de inspiración los casos de Pat y Ángel para animarte a lanzar tu propio negocio pasivo a través de Internet. Ahora me gusta conocer tu punto de vista acerca de este post:

¿Conocías la figura de los nuevos ricos según cuenta Tim Ferris? ¿Andas en busca de tu libertad financiera?

¿Has tenido alguna experiencia con los negocios pasivos?

¿Cómo tratas de gestionar tus activos para convertirte en un nuevo rico?

¡Espero tus comentarios!

Photo Credit | Flickr

Alejandro Caballero SánchezAutor

Blogger. Runner. Entrepreneur. Estudio ingeniería industrial a la vez que trato de hacer realidad uno de mis sueños: vivir de mi blog. Al entrar en la universidad me di cuenta de que algo fallaba en el sistema. Ahí fue cuando vi en un blog una oportunidad para sobresalir. Una oportunidad para buscar la estabilidad dentro de lo inestable.

3 comentarios en “Mis creencias sobre la libertad financiera

  1. wow es excelente su post como los demas… libertad financiera, un termino incluso posicion que muchos deseariamos poder lograr pronto, solo que pocos sabemos que es un proceso que lleva su tiempo pero si se cocina con los ingredientes necesarios sera el mejor platillo que se comera dicho de esa forma.
    contestando a sus preguntas me imagino que la libertad financiera es algo que todo buscamos, solo que muchos nos quedamos en el camino por falta de una caracteristica de suma importancia que se llama perseverancia.
    En mi caso he querido comenzar con un negocio pasivo en la internet pero en algunos casos me ha faltado las dos cosas mas importantes que menciono que es El dinero y el Tiempo ya que es algo que requiere de mucho tiempo y dedicacion entre otros aspectos que me han echo desistir tambien como lo es la inseguridad que tanto predomina en la red y en algunos casos tambien es la falta de explicacion, porque una de las caracteristicas que mas nos definen a los humanos es que muchas veces queremos que nos den las cosas con lujo de detalle o con los pasos bien definidos y pues en algunos casos es imposible…

    un saludo…

    1. ¡Buenas Miguel!

      Un placer tenerte de nuevo por aquí. No podría haber definido mejor lo que hace falta para que triunfe un negocio pasivo: perseverancia.

      Lo cierto es que, cuando comienzas en ese mundo, tener que combinar vida normal con montar un negocio pasivo es algo realmente complicado y por lo que acaba desistiendo la gran mayoría de personas. A eso se le suma la dificultad añadida de comprender el tema de la monetización cuando partes sin ningún tipo de información.

      Muchas gracias por tu comentario. ¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *