Por qué la universidad está creando esclavos modernos y cómo puedes emprender estudiando

Cómo emprender un negocio pasivo online estudiando

Hace dos años di un giro de 180 grados en mi vida para tratar de dar el primer paso hacia cumplir un sueño que tengo desde pequeño.

Te explico algo más sobre mi vida. De pequeño nunca he querido ser futbolista, o al menos desde que tengo conocimiento. Tampoco astronauta. Siempre he sido muy aficionado a la Formula 1, y es por ello que ser mecánico e ir viajando por el mundo a los Grandes Premios de F1 ha sido mi mayor aspiración.

Quizás este perfil profesional al que aspiraba no se parece en absolutamente nada a mi visión actual sobre el mundo laboral. A veces me sorprendo como es posible que en tan poco tiempo pueda cambiar tanto la visión de la vida de una persona.

Aún así, todavía me encuentro a mitad de carrera y es posible que mi punto de vista vuelva a cambiar radicalmente a pesar de tener la sensación de estar seguro de a qué quiero dedicar mi tiempo.

De lo que si que estoy completamente seguro es de que la situación universitaria actual no es la que todos deseamos. La crisis ha golpeado fuerte también en el mundo de la educación. Soy consciente de que nos encontramos en tiempos difíciles, tanto si estás estudiando ahora mismo y no ves claro tu futuro como si acabas de terminar tu grado o máster y no encuentras oportunidades en el mundo laboral.

Yo mismo estoy bajo la misma situación. Aunque también creo firmemente que todo tiene una solución y que aunque la crisis cierre muchas puertas, también abre otras posibilidades que antes desconocíamos.

No estoy mencionando que sea una buena noticia la crisis o la situación del universitario actual, no me malinterpretes. Soy el primero en estar en desacuerdo con ciertas cuestiones económicas y políticas que sufren día a día muchos universitarios.

Lo que quiero hacerte ver es que a día de hoy puedes sentirte afortunado por estar estudiando y por estar viviendo en una época en la que nunca ha sido tan fácil crear un negocio.

La incertidumbre de la universidad y la búsqueda de empleo

Después de llevar más de dos años estudiando Ingeniería Industrial, todavía me sigo preguntando qué clase de competencias puedes desarrollar una vez haya acabado la carrera.

Y como yo, supongo que gran parte de los estudiantes españoles se sentirán igual que yo. Ves como a diario encuentras contenido teórico y poco aplicable a tu día a día como trabajador, recortes en temarios y prácticas universitarias que, lejos de tratar de formarte, solamente están incluidas para cumplir el número de créditos establecidos.

Es posible que, si eres universitario, tu caso no sea exactamente como el mío y por ello quiero dejar claro que este post está basado en mi propio experiencia y punto de vista.

Aún así, lo que nadie me negará es que la universidad es una auténtica incertidumbre y que, una vez acabada, muy pòcos son los que acaban con las ideas sobre su futuro más claras.

Ni mencionar que si muchos no tienen las ideas claras, todavía menos son los que tienen posibilidades de tener un empleo que le asegure llegar a final de mes.

No tienes trabajo porque no tienes experiencia. No tienes experiencia porque no trabajas. Y es así como comienza un círculo vicioso que empuja a muchas personas a tener que buscarse la vida en otros empleos que nada tienen que ver con el trabajo que soñaron.

Todo ello, bajo mi punto de vista, no solamente es fruto de la crisis sino que también afecta la clásica mentalidad en la que nos encontramos y que califico como de esclavos modernos.

Esclavos modernos

¿Qué son los esclavos modernos? Escuché este término por primera vez en el blog de Ángel Alegre, Vivir al máximo, y lo cierto es que supuso darle nombre a uno de los conceptos que mi padre me fue mostrando con el paso de los años.

Y es que, si te paras a pensarlo, nos han inculcado que sin una carrera universitaria no podremos tener una buena vida. O lo que es peor, una buena vida es (o era) sinónimo de hipotecarse con casa y coche mediante bancos y jornadas laborales de 12 horas.

Desconozco si en otros lugares del mundo existe esta mentalidad, pero en España ha hecho mucho daño. Te puedo asegurar que más del 25% de las personas que estudian en la universidad y que conozco están en esa carrera porque era aquella a la que le daba la prueba de acceso a la universidad.

Otra vez más, fruto de querer estudiar lo antes posible y trabajar bajo cualquier premisa en un lugar que nos garantice una hipoteca que nos traerá de cabeza durante los próximos 30 años.

Ahora bien, después de esta crítica a la universidad y la situación económica actual, como universitario te estarás preguntando qué es lo que debes a valorar para no caer en la tentación en la que cae la multitud.

4 activos que debes comenzar a potenciar desde ya

Antes de nada, si te has hecho la pregunta anterior, la mejor y única respuesta que podría darte sería que debes trabajar duro. No queda otra. O has tenido la suerte de recibir una gran herencia y tienes la suficiente responsabilidad financiera como para administrarlo e invertirlo, o el único camino que puedes seguir es el de desarrollarte como profesional.

En el tiempo que lleve en el mundo del blogging me he dado cuenta de que, ser un profesional en tu sector, no conlleva únicamente tener conocimientos y trabajar en una multinacional. Los conocimientos es una parte fundamental, y en la lista que te voy a presentar aparece, pero existen otros activos que siempre comenzar a valorar:

– Conocimientos núcleo: es decir, no aquello que aprendes en la carrera. También deberías formarte en temas que nos afectan si o si a nuestro día a día como la economía.
– Marca personal: te aseguro que desde que conozcas el mundo de la marca personal comenzarás a gestionar tu vida de forma completamente diferente.
– Contactos y relaciones: en todos los negocios y trabajos es fundamental darse a conocer. Cuando tienes una lista de contactos sólida, tus oportunidades de trabajar se incrementan exponencialmente.
– Capacidad de comunicación: una de las cualidades que más tendrás que cuidar si quieres convencer y motivar con tus palabras.

¿Estas perdido?

Tranquilo, no debes culparte por ello. La gran mayoría de universitarios no tienen ni idea de qué hacer con su futuro antes de comenzar los estudios, y una gran parte de los mismos siguen con esta incertidumbre al acabar.

Es normal que te sientas perdido. Todos los estamos alguna vez. La diferencia entre el resto de personas y tú es la capacidad para darte cuenta de que te encuentras ante una situación de cambio, cómo debes reaccionar ante el mismo y qué soluciones debes llevar a cabo.

Enfrentarse a un gran cambio es algo complicado, y para mí la época universitaria es (o está siendo) un continuo vaivén de cambios a los que es difícil reaccionar y acostumbrarse.

Cómo obtener experiencia si no encuentras trabajo

La pregunta del millón. Hace pocos días fui al departamento de empresas de mi facultad con el objetivo de informarme sobre las prácticas en empresas para coger algo de experiencia.

Lo más gracioso de todo aquello fue que algunas empresas ya exigían algo de experiencia a la hora de contratar para prácticas a estudiantes universitarios. Es decir, ¿una persona que se encuentra a mitad de una carrera ya debe tener experiencia en su sector?

Como quiero que no te encuentres en la misma situación que yo, y otra vez teniendo en cuenta que esta información no puede ser aplicable a cualquier carrera, aquí te doy unas cuantas pautas para encontrar más facilidades a la hora de coger experiencia en tu sector:

– Estudia más allá de lo que te enseña la propia universidad
– Crea tu espacio digital
– Acepta prácticas, pero no bajo cualquier condición
– Desarrolla tu experiencia como freelance

5 ideas de negocios para emprender sin riesgo

Ahora llega la parte que quizás lleves todo el post esperando. Emprender un proyecto o un negocio es algo muy difícil de por sí como para hacerlo mientras estás estudiando.

Vamos a dejar claro un par de detalles. La gran mayoría de proyectos o empresas que surgen requieren gran cantidad de tiempo y dinero. Ambos son dos elementos que escasean (y a veces mucho en un estudiante).

No obstante, ya sabes que soy un apasionado a los negocios en Internet. Nunca me he parado a pensarlo, pero creo que ese interés por ellos se puede deber en parte a la falta de tiempo y dinero que me enfrento como universitario.

Y, para que nos vamos a engañar, los ingresos pasivos es algo que llama la atención absolutamente a todo el mundo. No obstante, ya sea por falta de conocimientos o por desconfianza, gran parte de las personas no se arriesgan a llevarlos a cabo.

Si todavía no estás familiarizado con estos términos, te aconsejo que leas los artículos “¿Qué es la libertad financiera?” y “5 principios para crear un negocio pasivo online”.

Ahora si, aquí te dejo algunas ideas de negocios que puedes poner en práctica desde este mismo momento. Se que la gran mayoría no tienen relación con la carrera que estés estudiando, pero creo que generar ingresos de forma segura es algo que atrae a cualquier estudiante universitario.

– Generación de ingresos mediante afiliados
– Publicidad online
– Invierte en bolsa
– Formación online
– Venta de productos digitales

PD: soy consciente de que este post no es aplicable a todas las carreras, o al menos no es aplicable por completo.

Photo Credit | Flickr

Alejandro Caballero SánchezAutor

Blogger. Runner. Entrepreneur. Estudio ingeniería industrial a la vez que trato de hacer realidad uno de mis sueños: vivir de mi blog. Al entrar en la universidad me di cuenta de que algo fallaba en el sistema. Ahí fue cuando vi en un blog una oportunidad para sobresalir. Una oportunidad para buscar la estabilidad dentro de lo inestable.

8 comentarios en “Por qué la universidad está creando esclavos modernos y cómo puedes emprender estudiando

  1. Excelente articulo, eso de que debemos tener experiencia para poder ser contratados y si no dan la oportunidad como se lograra obtenerla… es ridiculo en mi forma de ver, ya que para mi es a la vez una ventaja el no tener experiencia debido a que así puedes moldear o enseñarle a la persona como haces tu el trabajo a tu forma, pero bueno es practicas antiguas que se siguen manejando y es dificil que se cambien…
    Excelentes ideas para comenzar un negocio en internet, gracias por compartirlas.

    Saludos!!!

    1. ¡Exacto Miguel! Es un poco extraño que siempre pidan experiencia, ya que cuando alguien sale de la universidad apenas tiene conocimientos en un trabajo concreto, por lo que es una gran oportunidad para formar un profesional desde cero.

      ¡Un abrazo!

  2. ¡Me alegro que te haya gustado el post!

    No podría estar más de acuerdo contigo, lo cierto es que deberíamos pararnos más a pensar sobre la importancia de nuestro futuro, y es algo que muchas personas no tienen en cuenta a la hora elegir sus estudios.

    Para mí ha llegado un punto en el que más que por vocación, se elige un carrera por obligación.

    ¡Un abrazo!

  3. Gran artículo. He de decir que me identifico en gran parte, aunque ya estoy en el momento laboral post carrera, con la salvedad de que aún no tengo el título lamentablemente (consejo, acabad la carrera, lo lamentaréis si no). Las pautas para coger experiencia son CLAVE, y las que has descrito funcionan. Los activos a valorar también son importantes. El trabajo está ahí, solo hay que ser tozudo y hacerse valer, crear la necesidad de uno mismo ahí fuera.

    1. ¡Buenas Echedey!

      Me alegro que estemos de acuerdo en ambos puntos. Al final crear un negocio o se traduce en solucionar y hacer la vida más fácil a la gente, y como dices en crear la necesidad de uno mismo. Y trabajo, mucho trabajo.

      Vamos hablando crack, ¡un abrazo!

  4. Por desgracia, en españa la gente inconsciente estudia por estudiar, que con falsas promesas y esperanzas acaban haciendo lo que se ha ido estableciendo como la mejor opción de futuro. Es importante formarse, pero se necesita a gente emprendedora con visión de futuro, que aporte nuevos tipos e ideas de negocio.
    Un gran post Alejandro 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *