¿Por qué me he decidido a escribir un post diario?

Es uno de los propósitos de año para 2014. Y espero que se cumpla y se continúe por más tiempo. No me sobra el tiempo precisamente en mi día a día, pero creo que me encuentro capacitado y con ilusión como para aportar contenido diario a este blog.

Escribir un post diario

Hace tiempo que tengo en mente sacar un post diario en mi blog. Incluso antes de lanzarlo allá por el 4 de septiembre tenía esa idea. No querer empezar con demasiado contenido y quedarme sin temáticas, escribir para otros blogs y no tener una buena gestión del tiempo en épocas de exámenes me han apartado de este propósito.

¿Qué es lo que me motiva a escribir un post diario?

Quiero apostar por este blog: siempre he considerado que un blog es la mejor inversión para uno mismo. Te permite expresarte, compartir tus conocimientos e incluso puede ayudar a posicionarte como un referente en tu sector. ¿Por qué no apostar por un blog entonces?

Horarios más flexibles: me he librado de algunas labores que me consumían varias horas al día y que, como es lógico, me hacían apartarme casi por completo del blog en determinados momentos. Una de las cosas más importantes que he aprendido en 2013 es saber elegir lo adecuado en cada momento de tu vida.

Me veo motivado a escribir un post diario: soy muy fan de la labor de otros blogger como Carlos Bravo (@carlosbravo) en Marketing de Guerrilla en la web 2.0. Los resultados tras escribir un post diario al parecer son bastante notorios (ya os iré contando qué tal me va a mí). Junto algo que me encanta como escribir con la ilusión de hacer crecer un proyecto personal. ¿Alguien dijo falta de motivación?

Mi principal problema seguirá siendo el tiempo

Aunque me haya quitado de algunas funciones todavía son varias labores las que llevo a diario (incluso estoy a punto de meterme en dos proyectos online más), además de tener que compaginarlas con los estudios y con diversos cursos que me vayan surgiendo. Especialmente la Ingeniería Industrial me roba la mayor parte de mi tiempo. ¿Qué trataré de hacer entonces para cumplir con el post diario?

Simplificación en el proceso de escritura: menos preocupación por el SEO On-Page, si consigo escribir contenido de calidad las visitas vendrán solas. Fuera apartados como el extracto o las descripciones, llevan tiempo innecesario. Menor tiempo dedicado a las imágenes. Considero que una imagen es fundamental para un artículo, pero había ocasiones que pasaba más tiempo buscando imágenes que escribiendo.

Aprovechar ratos libres y vacaciones: aquellos periodos del año en el que me encuentre sin clases o sin exámenes los quiero aprovechar para adelantar contenido, escribir varios artículos en un día y dejarlos programados. Cuando un trabajo te apasiona, os puedo asegurar que sacas tiempo de cualquier lado.

Seguir un calendario editorial: siguiendo con el apartado anterior, uno de mis mayores errores en los primeros meses de vida de este blog ha sido no planificarme. No tenía temáticas de las que hablar en concreto ni días fijos para publicar. El estrés de los estudios afectó mucho al ritmo de este blog. Por ello, ya estoy elaborando un calendario editorial en el que definir temáticas y día de publicación de cada artículo. No quiero seguirlo al completo (sería irreal), pero si hacer una ligera planificación mensual y una planificación semanal más precisa.

Éstas son mis razones para publicar un post diario. Lo considero como un reto, pero a la vez como un proceso de aprendizaje y con el que realmente estoy ilusionado. ¿Me creéis capaz de llevarlo a cabo?

PD: estoy abierto a todo tipo de sugerencias y recompensas en el caso de que no publique un día.

Alejandro Caballero SánchezAutor

Blogger. Runner. Entrepreneur. Estudio ingeniería industrial a la vez que trato de hacer realidad uno de mis sueños: vivir de mi blog. Al entrar en la universidad me di cuenta de que algo fallaba en el sistema. Ahí fue cuando vi en un blog una oportunidad para sobresalir. Una oportunidad para buscar la estabilidad dentro de lo inestable.

Un comentario sobre “¿Por qué me he decidido a escribir un post diario?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *