Lo que me hubiera gustado saber antes de dar mi primera conferencia

Hoy he tenido la oportunidad de dar mi primera conferencia. Era algo que llevaba esperando mucho tiempo, desde antes incluso de lanzar mi blog. A la 13:30, entre nerviosismo, tenía que salir a hablar delante de 40-50 personas.

Mi primera conferencia

 

(¡Qué no! En esta sala no di la conferencia, era más pequeña pero molaba mucho más)

Tengo que admitirlo. Una de las cosas a las que mas respeto le tenía (no tanto como al mar y a las serpientes) es a hablar en público. Lejos de las típicas presentaciones que tenías que hacer en el instituto, nunca me había enfrentado a hablar en público de algo que me apasione como es el mundo del blogging. Lo más cerca que había estado es dándole una charla aburrida a mis amigos que a los dos minutos se acaban durmiendo. Eso y hablar solo es lo mismo.

Como cada vez que haces algo por primera vez, siempre está presente el miedo o la incertidumbre ante qué pasará. En el caso de hoy, me tenía que ponerlo delante de todo el mundo a dar una conferencia. No sabía muy bien como enfocar el tema. Llevaba semanas pensando en los temas que iba a hablar y tras algunas horas de trabajo nunca sacaba nada en claro. Al final llegó el día anterior y ni la había ensayado en casa. Soy todo un desastre, lo admito.

Al fin y al al cabo, de lo que me he dado cuenta en los últimos meses es que lo importante no están en hacerlo todo a la perfección. Lo importante es, simplemente, tomar la iniciativa y decidirte a hacerlo. Dar un paso al frente. Después ya llegarán las reflexiones. El acierto, y como no el fallo, siempre están presentes y lo verdaderamente importante está en aprender de la experiencia vivida.

Ésto es lo que he aprendido sobre la conferencia que he dado hoy para el evento #Q500 de Quondos.

12 consejos que me habrían venido de maravilla en mi primera conferencia

  • Conocer cuál es el objetivo de tu conferencia

  • Controlar el tiempo y la velocidad a la que hablas.

  • Menos es más.

  • Nada es como a ti te parece.

  • Los casos propios gustan.

  • Un final impactante.

  • Los títulos y frases llamativas funcionan y son más propensos a compartir.

  • Crear contenido compatible.

  • Busca lo que te diferencia y explótalo.

  • No sobrecargar las diapositivas.

  • Potenciar el contenido multimedia.

  • Practicar incansablemente.

[Actualizado] Los consejos de los Quonders después de publicar este post

  • Alex Navarro, de Vivir de la red, me volvió a repetir lo que durante toda la ponencia iba reptiéndome a mi mismo: ¡vas muy rápido! Trata de hablar a las personas que te escuchan como si fueran unos inexpertos totales en el tema, como si con un niño estuvieras hablando.

  • Otro consejo que también me dieron bastante importante es que, si no es posible cambiar la velocidad de voz, me centré en una palabra clave de tal forma que cada vez que la mencione me vea obligado a hacer una pausa de unos segundos.

  • Realizarle preguntas a los oyentes, por lo visto es una gran forma de pasarles la responsabilidad a ellos en determinados momentos de la conferencia.

¿Te has enfrentado en alguna ocasión a una conferencia? ¿Cuáles fueron los consejos que te hubiera gustado recibir?

Si, al igual que yo, eres nuevo en este mundo… ¿Cómo actuarías ante tu primera conferencia?

¡Hablamos en los comentarios! ¡Y no te vayas sin darle al +1!

Alejandro Caballero SánchezAutor

Blogger. Runner. Entrepreneur. Estudio ingeniería industrial a la vez que trato de hacer realidad uno de mis sueños: vivir de mi blog. Al entrar en la universidad me di cuenta de que algo fallaba en el sistema. Ahí fue cuando vi en un blog una oportunidad para sobresalir. Una oportunidad para buscar la estabilidad dentro de lo inestable.

18 comentarios en “Lo que me hubiera gustado saber antes de dar mi primera conferencia

  1. Alejandro, ¡Tengo miedo!.
    La proxima semana es mi primera conferencia, para varios lideres de empresas en la ciudad de Mexico. Me cayo esta oportunidad del cielo, es algo que siempre habia anehelado, ser conferencista. Llevo 2 semanas preparando el tema, siento que no avanzo. Pero lo hare y como dices “de la experiencia vivida aprendere”…. El miedo es esta a mas no poder, pero es un hecho que sea cual sea el resultado, me enfrentare a el.

  2. Hola Carlos muchas gracias por compartir tu experiencia, creo que los nervios y el miedo se va rompiendo con la práctica, yo dictó algunos cursos y son grupos de 30 a 40 alumnos, que adrenalina se sentirá cuando son muchos mas?

    Jeje habrá que descrubrirlo.

    1. ¡Habrá que descubrirlo! Pero yo creo que la adrenalina, más que en función del número de personas, tiene que depende del respeto que te den esas personas. A no ser que hables para 1.000 personas, que entonces… Jajajaja

  3. Pues te voy a contar que estoy haciendo mi Servicio Social en el Instituto Municipal de las Mujeres en Guadalajara y al ingresar me preguntaron ¿cuál sería mi aporte al Instituto? así que…¡¡¡ me aventé!! y mi respuesta fue que sería impartir conferencias enfocadas en el desarrollo personal del género, talleres de grupo, terapia psicológica,etc… de entrada por cuestión de protocolo me dijeron que NO….asi que lo acepté para disponerme a realizar actividades que ellos eligieran, ¡¡pero andale!! despues me pidieron un cronograma de actividades para intercalarlo al programa actual del Instituto asi que ya entregué 10 temas que NO TENGO LA MENOR IDEA DE cómo los haré….pero sin duda para mi.. es un reto maravilloso….porque bien decreté que sería mi plataforma de trabajo… HECHO ESTA…. y precisamente para hacerlas más dinámicas y de interés para las asistentes, estoy elaborando preguntas clave para su participación, audiovisuales y algunos ejercicios de reflexión que pueden ser útiles…. y DEJARÉ QUE LA VIDA ME SORPRENDA, me abro al aprendizaje..
    Gracias por leerme

  4. Listo ya le di al +1… ahah. Excelente post me imagino la velocidad que tomo su conferencia y el tiempo que llevo terminarla. Pero de lo que si estoy seguro que de esa experiencia aprendió mucho. Y lo que comentas lo importante a esto es tomar la iniciativa y decidirte ha hacerlo! saludos!

  5. Te doy la razón en todo! Al principio me daba mucho miedo, pero ahora estoy esperando la oportunidad para dar una. Lo mejor es eso, presentaciones minimalistas, sin cargar, con el mínimo texto posible para que la idea pueda entenderse, contenido multimedia que capte la atención, hablar sin prisa, pausas “dramáticas”, preguntar al público por sus experiencias…

    El único paso que me saltaría sería el último que mencionas, practicar mucho. Las últimas presentaciones que he hecho no he practicado casi nada, más bien he practicado transiciones y poco más y la verdad es que han salido muy bien y sobretodo muy espontáneas. Claro que para eso tienes que saber muy bien de lo que estás hablando.

    1. ¡Buenas Pere!

      Estoy totalmente de acuerdo contigo. Especialmente lo que me fallo a mí fueron las transiciones. No obstante, como tu dices, cuando te conoces el tema y te apasiona lo que hablas no es necesaria demasiada práctica. Todo sale de dentro.

      ¡Un abrazo!

  6. Hay otro título alternativo (o post), podría ser el siguiente: “cómo dar una conferencia con 19-20 años”. Disfruta de lo que has hecho, es un gran paso, es un gran logro.

    Siéntete orgulloso y feliz de lo que has hecho y celébralo Alejandro, ya tendrás tiempo de aprender en las próximas 70 conferencias.

    1. ¡Muchas gracias por tu comentario Isra!

      La verdad es que no puedo estar más feliz de poder dar una conferencia con mi edad. Es una experiencia irrepetible.

      Espero que ésta sea la primeras de muchas. ¿Hagamos que suceda no? Go!

      ¡Un abrazo Isra!

    1. ¡Buenas Carlos!

      En verdad preparada estaba. La había practicado algunas veces, pero creo que no lo suficiente como para evitar estos errores como la rapidez al hablar. Errores del principiante, siempre ocurren jajaja.

      ¡Un abrazo crack!

    1. ¡Muchas gracias por tu comentario! Me alegro que te haya gustado. Mañana actualizaré el post con un par de consejos que me dieron los Quonders a la noche.

      Y por cierto, ¡gracias por estar tan activo en Twitter! ¡Eres un crack!

      ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *