Mi nombre es Alex. Soy blogger, emprendedor y estudiante de ingeniería industrial. Mis estudios, proyectos online y forma de ver el mundo, aderezados con mi personalidad, es todo lo que podrás encontrar en este blog. En las próximas líneas quiero hablarte algo más sobre quién soy, cómo he llegado hasta aquí y qué quiero hacer con mi vida.

Nunca he tenido claro qué es lo que quería ser de mayor (y sigo sin tenerlo). De pequeño soñaba con ser mecánico de Fórmula 1. Quería recorrer el mundo, de circuito en circuito, ayudando a diseñar el coche de competición más veloz. Ahora sueño con ser libre, con diseñar un estilo de vida y crear un trabajo que no sólo no impidan alcanzar mis metas y objetivos, sino que actúen como su catalizador.

Y, en todo este proceso de transformación que en las próximas líneas te contaré, gran parte de la culpa la ha tenido este blog y las experiencias que he vivido gracias al mismo.

Aprendizaje #1: no tiene por qué existir un sueño que debes perseguir siempre. Rechazar o desprenderse de un objetivo es algo que debes hacer siempre y cuando encuentres otro que te haga más feliz.

Si quieres saber por dónde ando y en qué proyectos estoy metido, visita la sección What I’m doing now de mi blog. Quizás coincidimos en un mismo destino y podemos tomar un café mientras me cuentas tus proyectos.

De no tener la oportunidad de coincidir en el mismo lugar, siempre puedes encontrarme en Twitter e Instagram.

Cómo me defino

  • No puedo vivir sin deporte. Me encanta correr, el ciclismo y un buen partido de fútbol o pádel con amigos. Practicar deporte es, en muchas ocasiones, una vía de escape y una forma de liberar tensiones para mí.
  • Prefiero la montaña antes que la playa y los gatos por encima de los perros (aunque disfrute de todo un poco). Sólo espero que mi futuro no sea el del “viejo blogger de los gatos” (si veis síntomas, avisadme).
  • Estoy en constante batalla con la productividad. Me planteo siempre objetivos anuales, mensuales y semanales, además de planificar por la noche el próximo día. Sin embargo, la realidad dista mucho de lo que escribo en Google Calendar y Todoist.
  • El mejor momento del día es la mañana. Diga quien lo diga, no hay nada mejor como entrenar duro, desayunar fuerte y sentirte motivado al mismo empezar el día.
  • Me encanta conocer a las personas y saber cuáles son sus inquietudes en la vida y su opinión sobre temas como la felicidad, el éxito, la vida, la muerte o la libertad.
  • Creo en la tecnología, la ciencia y la ingeniería como motor de cambio. Pese a que entiendo que, en ocasiones, la tecnología puede complicarnos la vida e incluso deshumanizarnos, prefiero creer que gracias a ella podemos construir un mundo mucho mejor para todos.
  • No busco ser el dueño de una gran empresa ni ir a reuniones vestido de traje. Me veo en 10 años trabajando como freelance, gracias a mi blog, o siendo el co-founder de una pequeña startup en el ámbito tecnológico. Y pienso que, si llegara a cualquier de esos dos estados, sería mucho más feliz que con cualquier otro empleo.

Sobre qué escribo

Si es la primera vez que entras a mi blog, quizás te hayas encontrado con algún post sobre blogging o marketing online. De eso trataba antes esto sitio.

Con el tiempo, mis inquietudes y mi forma de entender el blogging han ido cambiando. Y con ello, el tipo de contenidos que escribo y la forma en que trato de transmitirlos. Entiendo un blog personal como el reflejo de nuestra forma de ser y de las pasiones que seguimos y proyectos en los que nos involucramos en cada etapa de nuestra vida.

Soy un poco como un hombre del Renacimiento, entendiendo esto como una persona que tiene muchas inquietudes y que están en contra de la especialización que muchas empresas o gurús quieren imponernos en el siglo XXI. Tengo muchas inquietudes y, a riesgo de no ser experto en ninguna de ellas, no quiero sacrificar nada de lo que me motiva.

Pero esto también implica que, en un mismo blog, no voy a hablar sobre ciencia, ingeniería, estilo de vida o blogging al mismo tiempo. Sería un poco caos, ¿no crees?

Por ello, en este blog, sólo te hablo sobre mis proyectos que emprendo, así como todos aquellos pasos y conocimientos que voy adquiriendo para construir mis ideas.

Si te interesan contenidos para conocer cómo funciona el mundo que te rodea, en Factoría de Ingenieros escribo sobre ciencia y tecnología para mentes inquietas.

Un “resumen” de mi vida

Infancia, Fórmula 1 y mucha competitividad

Nací un 24 de abril de 1994 en Hellín, un pueblo de Albacete (España), y es aquí donde he pasado toda mi infancia. No recuerdo mucho de mi época de enano, pero lo cierto es que nunca tuve claro qué era lo que quería ser de mayor.

Veía todos los partidos del F.C. Barcelona y, como casi todo niño, quería ser futbolista. También me encantaba la ciencia, pero no fue hasta el año 2004 (al cumplir 10 años), al aficionarme a ver las carreras de Fórmula 1, cuando empecé a tener claro qué quería ser de mayor.

Pero no, no quería ser piloto de Fórmula 1. Quería ser mecánico en los circuitos. La idea me ilusionaba y tuvo gran influencia a la hora de elegir carrera universitaria. Esa carrera era ingeniería industrial.

En el instituto comencé a ser una persona muy competitiva. No sólo en Educación Física ni jugando al fútbol con amigos. Lo era en todas las áreas de mi vida.

Algo que realmente me obsesionó durante bachillerato fue ser el mejor en las notas. No por tener acceso a una carrera que me gustase, simplemente por el hecho de competir. Y cuando me quedé con el segundo mejor expediente por sólo 0,004 puntos, mi madre tuvo que arrastrarme hasta la graduación porque para mí era una derrota ir no siendo el mejor. Vaya tontería, ¿no? Pues yo lo sigo considerando como el primer gran fracaso de mi vida.

Mi época universitaria

En el verano de transición entre bachillerato y la universidad comencé, por completa casualidad, en el mundo del blogging. En mi época adolescente odié con fuerza la escritura pero por aquel verano solía leer muchos blogs de tecnología y, tras enviar unos artículos de prueba, comencé escribiendo como editor en Andro4all.

Ese verano me mudé a Valencia para comenzar a estudiar Ingeniería Industrial en la Universidad Politécnica de Valencia. El objetivo: trabajar muy duro para acabar siendo mecánico de Fórmula 1. ¡Vaya cochazo quería diseñarle a Fernando Alonso!

Este sueño continuó hasta el segundo año de universidad, momento en el cual dejó de interesarme la vida de mecánico de Fórmula 1, en parte muy influenciado por el mundo del blogging y por algunos libros que comencé a leer en aquella época. Sí, La semana laboral de 4 horas de Tim Ferriss entre ellos. Comenzaba a introducirme, paso a paso, en el ecosistema emprendedor.

Aprendizaje #2: centrarse en crear un trabajo que se adapte a tu estilo de vida, no buscar un trabajo y adaptar tu vida entera al mismo.

El primer año lo pasé sin problemas, aprobando todo y siguiendo con mi labor como editor en blogs tecnológicos. Comencé a conocer el mundo del marketing online para seguir formándome como blogger, y es aquí cuando decidí que también tenía que lanzar mis propios proyectos.

El 4 de septiembre de 2013 comencé el segundo curso universitario a la vez que arrancaba mi primer blog personal. Y aquí, entre mucho trabajo tras pasar a ser coordinador en Andro4all, también llego una de las épocas más difíciles para mí.

En segundo y tercero de carrera, seguía aprobando todo pero bajé mis notas. Toda mi vida estaba acostumbrado a no bajar del 9. En la universidad, sacar notazas ya no era sólo en función del trabajo duro. Se necesitaba algo más, y fue algo que me costó asumir.

Tuve que dejar el puesto de coordinador en Andro4all pues el trabajo me sobrepasaba. Tampoco terminaba de despegar mi blog por aquella época y las comparaciones, tanto con mis compañeros de universidad como con otros bloggers, eran inevitables.

No obstante, fue en estos dos años de carrera cuando empecé a descubrir qué estilo de vida quería llevar en el futuro. Quería trabajar en remoto, ya fuera como ingeniero, como blogger o emprendiendo en una startup. Y aunque fue una época de montaña rusa de emociones, gracias a ello empecé a tener claro qué pretendía alcanzar en mi vida.

Último año de carrera, nuevos proyectos y primeros fracasos

Viniendo de una época en la que este blog no terminaba de despegar y sabiendo que el último curso de grado era más llevadero, el siguiente paso era inevitable para mí: lanzar nuevos proyectos online.

Esto se tradujo en dos ideas: Factoría de Ingenieros, un blog sobre ciencia e ingeniería que lancé en febrero de 2016 con cuatro compañeros de universidad y The Lean Blogging, lanzado en abril de 2016, el cual era mi proyecto más ambicioso y en el que pretendía trasladar ideas del mundo de las startups a la creación de un blog profesional.

Seis meses más tarde, desbordado tanto por el trabajo que me llevaba la universidad y los blogs como por estar falto de ideas y de motivación en el mundo del marketing online, fui apartándome de este mundo y acabé cerrando The Lean Blogging.

En el ámbito académico, entregué el Trabajo Final de Grado y acabé la carrera con un 8 de media tras casi ser expedientado por el tribunal para el que exponía el proyecto. ¿El motivo? Pegarle un puñetazo a la pared del auditorio tras un cabreo monumental.

Se que suena muy infantil, de hecho lo es, pero siempre he sido una persona muy expresiva tanto para lo bueno como para lo malo. Pese a todo, acabé la carrera con el objetivo que me propuse y me matriculé en el Máster en Ingeniería Industrial.

Nueva mentalidad, nuevos objetivos

Actualmente estoy cursando el segundo curso de máster a la vez que, durante estos meses, estoy pensando en nuevos proyectos sobre los que trabajar. Mi forma de ver el mundo y el blogging ha cambiado bastante en los últimos meses, especialmente tras cerrar The Lean Blogging, y creo que eso es algo que se verá reflejado en todo lo que vayas encontrado en este blog y en los nuevos proyectos que quiero lanzar.

Y que, por supuesto, te iré contando.

Aprendizaje #3: encontrar tu pasión es un proceso fundamental en tu vida. Pero ni se decide respondiendo a cuatro preguntas en una cafetería hipster ni es fijo en el tiempo. Para mí, es un proceso cambiante a lo largo de toda tu vida.

3 comentarios en “Sobre mí

Los comentarios están cerrados.