Saliendo de tu zona de confort

¿Has escuchado hablar alguna vez de la zona de confort? ¿Sabes lo qué supone?

El otro dia un lector me mandaba un mail preguntándome por consejos para salir de su zona de confort. Creo sinceramente que no soy el más adecuado para dar consejos sobre el mundo del emprendimiento. No me considero para nada un emprendedor, ni quiero identificarme con ello. Simplemente soy un blogger al que le gusta lo que hace y, especialmente, al que le encantan los retos y salir de su zona de confort.

Por ello, y tras leer ese mail y mantener una conversación, me he decidido unas semanas después a aportar mi visión sobre la zona de confort.

Saliendo de tu zona de confort

Lo primero de todo… ¿Qué es la zona de confort?

La zona de confort es un estado mental en el cual nos encontramos seguros y cómodos con nuestra vida actual. Es el estado en el que, por así decirlo, ya tenemos cubiertas todas nuestras aspiraciones presentes.

Pero visto de otra forma, la zona de confort también se puede entender como la pérdida de iniciativa para realizar algo diferente a lo comúnmente hacemos a diario. La estabilidad que hemos alcanzado entrando en nuestra zona de confort nos prohibe lanzarnos a hacer algo nuevo. A arriesgarnos con algún proyecto. Se pierde algo tan importante como la iniciativa.

También hay que mencionar que esta zona de confort es distinta para cada persona y que, conforme vayamos evolucionando, ésta también puede modificarse en función de lo que entendamos como estabilidad y seguridad en nuestra vida,

Qué te aporta salir de tu zona de confort

Un ejemplo claro de lo que supone salir de la zona de confort es el de Ángel de viviralmaximo.net. Hace unas semanas que di con su blog, y creo que es todo un ejemplo de lo que supone escapar de la rutina para vivir la vida que siempre ha querido tener. Ángel trabajaba para Microsoft y por esa época tenía todo lo que una persona normal y corriente quería tener. Pero la faltaba algo. Por ello, dejó atrás toda su vida para tratar de generar una fuente de ingresos pasivos que le permitiera cumplir su sueño: viajar por todo el mundo.

Pero salir de tu zona de confort no significa solamente dejar todo lo que tienes en tu vida. Es enfrentarte a lo que siempre has querido hacer. Empezar a creer en ti y hacer todo lo posible por cumplir tus sueños. Supone salir del entorno con el que estás familiarizado, tus rutinas y tus hábitos. Además, supone una fuente constante de aprendizaje y una búsqueda continua de experiencias únicas. ¿Verdad que suena genial ésto último? No dejes que el miedo se apodere de ti y sal de tu zona de confort. Puede salir mal, si. Pero también puede ser el comienzo de la vida que siempre has querido tener. Quizás con este vídeo tengas más claro lo que es realmente la zona de confort:

Por último, también te dejo con este otro vídeo de mis amigos de Código Reborn que seguro te ayudará cuando la motivación sea lo que falta en tu vida.

Nunca es tarde para ser quien siempre has querido ser.

¿Has tomado la decisión en alguna ocasión de salir de tu zona de confort?

¿Qué es lo que te ha aportado tomar riesgo e iniciativa?

¡Sería genial que nos contaras tu experiencia en los comentarios!

Alejandro Caballero SánchezAutor

Blogger. Runner. Entrepreneur. Estudio ingeniería industrial a la vez que trato de hacer realidad uno de mis sueños: vivir de mi blog. Al entrar en la universidad me di cuenta de que algo fallaba en el sistema. Ahí fue cuando vi en un blog una oportunidad para sobresalir. Una oportunidad para buscar la estabilidad dentro de lo inestable.

Un comentario sobre “Saliendo de tu zona de confort

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *